Labios de arándano — Letras Sin Bragas

Mientras las nubes dejaban de cubrir la decencia de las montañas, ese olor petricor que inquieta los suelos secos iba acariciando, dulcemente, las paredes de una cabaña olvidada por el caos de una ciudad ultrajada. En lo alto de un valle, dos copas de vino tinto esperaban, impacientes, la caída del sol para seducir con […]

Labios de arándano — Letras Sin Bragas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: